Defectos Refractivos

Para que usted vea un objeto que llama su atención, la luz debe reflejarse en el objeto, entrar en su ojo y enfocarse en la retina, lámina superficial interna del fondo del ojo. Estos rayos de luz se codifican y se conducen por el nervio óptico, hasta la zona visual del cerebro, donde son interpretados como la imagen de un pajarito, o de árbol, etc.

Algunos de estos defectos pueden ser:

Emetropia


Si usted tiene visión normal, llamada emetropía, los objetos se enfocarán sobre la retina y usted verá los objetos nítida y cómodamente. La visión borrosa se debe, en la mayoría de los casos, a un defecto llamado ametropía o defecto refractivo, que impide el enfoque en la retina de la imagen que se esté observando.                                                                                                                                

                                                            

Miopía

En la miopía, los rayos luminosos de objetos distantes se enfocan delante de la retina, de modo que la persona miope, solamente puede ver claramente objetos cercanos. El principal síntoma en la miopía es la mala visión de lejos, aunque a veces la persona entrecierra los párpados para mejorar la mala visión.

                                                                 

Hipermetropía


En la hipermetropía, lo que ocurre es que los rayos luminosos llegan al ojo y se enfocan detrás de la retina, ocasionando una imagen borrosa. Los síntomas de la hipermetropía varían enormemente desde mala visión de lejos, hasta emborronamiento constante o intermitente con el trabajo de cerca o fatiga visual.

                                                                   

Astigmatismo


Es uno de los defectos visuales más comunes. Un 35% de las personas que necesitan corrección visual, tienen astigmatismo. Se produce por una irregularidad en la curvatura de la córnea o del lente cristalino, lo que hace que los rayos de luz entren al ojo y enfoquen a diferentes distancias de la retina. La persona astigmática no puede ver la imagen entera perfectamente nítida. Los síntomas son imágenes distorsionadas o borrosas en casos severos, o dolores de cabeza, fatiga visual y mala coordinación manual en casos leves.

                                                                 

Con la edad, los músculos del ojo pierden algo de su capacidad y se vuelve difícil enfocar correctamente objetos situados a menos de un metro de distancia; por ello, todas las personas tarde o temprano, comienzan a tener problemas para leer escritura pequeña, especialmente con poca luz y encuentran que pueden leer mejor extendiendo el brazo que a la distancia normal de lectura. Esta condición se conoce como presbicia. La principal queja es la mala visión de cerca. 

Todos estos errores o defectos refractivos pueden corregirse con anteojos o con lentes de contacto o por medio de la cirugía refractiva, y cuanto antes se descubran mejor. Por ello el primer paso en el tratamiento, es un examen completo por un médico especialista en el cuidado de sus ojos.

Recuerde hacer examinar sus ojos y los de sus hijos, por lo menos una vez al año.

Para información acerca de la cirugía para corregir estos defectos refractivos visite en nuestra página CIRUGÍA REFRACTIVA

img