Blefaritis

Blefaritis significa inflamación de los párpados. 

Las infecciones crónicas de los párpados son comunes. Estas infecciones pueden producir muy pocos síntomas o pueden producir severos problemas oculares. Los síntomas menores más frecuentes son ardor, ojos rojos, rasquiña de los párpados, caspa en las pestañas e irritación de los ojos. Muchas personas toleran estos problemas por muchos años sin consultar a su médico oftalmólogo.

La blefaritis es realmente una infección de los párpados y no de los ojos. La inflamación es causada por una bacteria llamada estafilococo epidermidis que afecta las glándulas de los párpados y las pestañas.

La infección por lo general es difícil de erradicar, ya que la bacteria se localiza en lo profundo de las glándulas. La mayoría de las veces el tratamiento logra mejorar la enfermedad pero en ocasiones la infección crónica es imposible de eliminar por completo, y por lo tanto si se suspende el tratamiento los síntomas pueden volver a aparecer.

Lo más importante para el tratamiento de esta infección crónica de los párpados es limpiar la base de las pestañas, es decir el borde de los párpados con un aplicador o copito humedecido con champú especial o champú para niños. El tratamiento es complementado con un ungüento antibiótico que usted debe aplicarse en los ojos todas las noches al momento de acostarse. La limpieza de los párpados se debe hacer en las mañanas frente a un espejo. Durante el día no es necesario aplicarse el ungüento ya que esto le dejaría viendo borroso.  

                                                                          

Algunas personas se sienten peor durante la primera semana de tratamiento. Esto sucede porque las bacterias están saliendo de lo profundo de los párpados y llegan a irritar los ojos. No se alarme si esto le sucede. 

El éxito depende de lo constante que se siga el tratamiento. No espere estar mejor en pocos días. La diferencia se va a notar en pocas semanas. Tenga paciencia y siga las instrucciones que se le han dado.

img